Keys Of Destiny

Hacía años ya que tras la Guerra de las Llaves Espada dejaron a una orden de portadores en Tierra de Partida. Esta orden llevaba la tradición de portar el arma y no errar como sus antecesores. ¿Verdad? Años han pasado desde la última entrega de la Salva del Maestro, una Llave Espada que lleva el líder de cada generación de portadores, aquella que muy pocos saben su razón especial. Años pasan y generaciones siguen pero su portadora no cambia: La Maestra Xine.

Esta generación en particular sucedieron puntos clave que empezaron a quebrar esa solidez que tenía. Por un lado el Maestro Solunox, obstinado con romper las normas para traer la justicia que muchos deseaban y separándose un poco de Tierra de Partida para proteger Vergel Radiante. Empezó a reclutar aprendices de varios mundos, aquellos que había sufrido las injurias sociales y que deseaban levantarse contra los tiranos. Por el otro, el Maestro Mikhael que por razones desconocidas un día dejó de ser el mismo. Hace 7 años un hecho hizo cambiar al destino. Su llavero se cambió a Innómita el mismo día que mató a sangre fría a la dulce Maestra Mir. Tras ello desertó y comenzó a vagar por los mundos incluso creando portadores de forma aleatoria, ¿habrá pensado en las consecuencias?

Los tres Maestros restantes tenían sus facciones: una buscaba mantener el Equilibrio inmóvil de los mundos, el otro quería la Justicia para aquellos criminales y líderes crueles... Y aquellos que vuelan con las alas de la Libertad seguirán su instinto sin un Maestro que los guíe en el camino.
Noticias
18/12 -Anuncio 5, ¡felices fiestas!
29/11 -Anuncio 4, ¡entérate!
17/11 -Anuncio 2 - Bonus de Apertura
17 / 11 - Apertura del Foro, ¡bienvenidos!
Xine
Solunox
Mikhael
Mir
 
Responder
Nuevo Tema
Encuesta

 La Voz Cantante [privado], Laufey & Orchis
POSTEADO: Nov 17 2017, 09:08 AM
RAZA: Huli Jing
EDAD: +1000
MUNDO: Tierra de Dragones
AFINIDAD: Luna
LLAVERO: Da ji nü wa
NIVEL: 6
EXPERIENCIA: 10/100
HP: 150
MP: 105
PLATINES: 138 Platines
En el día sentía la tripa algo removida, accidentalmente me tomé cereales que tenían trazas de chocolate y ¡ugh! Valió la pena pero acabé con dolor de tripa. Tenía nauseas, la verdad ya vomité antes en el baño de mi cuarto. Triste no poder digerir algo tan rico. Por suerte volví a desayunar sola al madrugar temprano, así no tendría que aguantar a nadie.

¿Mi manicura? Intacta, tanto me gustaba poder mirarme las uñas pintadas de ¿rojo? Eso es lo que ponía en la etiqueta de la laca de uñas. Me vestí bien y me peiné el pelo varias veces hasta tener esas ondulaciones y el volumen que me quedaba perfecto. Luego una trenza, si una bonita trenza. Me puse una ropa menos provocativa. Falda corta negra, si pero con un top de tirantes negro que tenía un bonito escote y una chaquetilla rosa clara para tapar algo mis curvas. Lo malo de la ropa humana era que tenía que apañar la ropa para que mis Colas estuvieran bien sin romper la ropa o sin pillar ninguna.

Me dediqué a mirarme al espejo, debería comprar algo para el pelo, parezco una plebeya. Quizá una horquilla o algo... ¿Qué tal un poco de dorado?

Cogí un libro y mi diario, bajé a los jardines y leí historias inventadas que me fascinaban. Así podría pasar el rato y entender a los humanos.


user posted image
POSTEADO: Nov 17 2017, 08:12 PM
RAZA: Solo un pajarito con cuerpo humano
EDAD: 17
MUNDO: Un mundo que ya no és
AFINIDAD: Natura
LLAVERO: Be Your Wings
NIVEL: 4
EXPERIENCIA: 50/60
HP: 110
MP: 75
PLATINES: 2050 Platines
Un nuevo día empezaba en esa nueva vida. El cansancio de los entrenamientos hicieron que luchara para mantenerme en el la blanda cama en la que reposaba, pero aun así, los cantos de los pájaros, tan insistentes como siempre, y el sol mas alto de lo normal, acabaron haciéndome abrir los ojos.

Levanté el torso con todas las fuerzas que podía acumular y me rasque un ojo con suavidad intentando retirar el sueño de estos, pero lo que me despertó fue un dolor justo en el rabillo del ojo en cuanto me rasqué. Retiré mi mano para mirar la almohada de nuevo. Una pequeña mancha estaba en el sitio donde había estado descansando, justo donde reposaba la cabeza.

Al verlo simplemente suspiré y me levante, dibujando de nuevo una pequeña sonrisa en mis labios mientras me acercaba al armario a quitar una de las túnicas blancas de su interior.

En el momento en el que la tuve puesta fui a paso rápido al exterior, parándome primero delante el espejo para mirarme bien. Me repasé de arriba a abajo y finalmente me acerqué a él, fijándome justo en los parpados. Quedaba un rastro rojizo que rápidamente limpie echándome agua fría del grifo en la cara.

Una vez fuera me acerqué al comedor a coger algo para comer mientras paseaba, pero antes de entrar me pareció ver a una chica salir por la puerta al patio. Me había llamado la atención un par de veces. Era una mujer con orejas y cola de zorro que siempre vestía con ropajes cortos (a los que no era capaz ver utilidad) y iba bastante a la suya.

Después de lograr cazar una manzana del cesto de fruta que había ahí me dirigía al patio de fuera, con ganas de dar mi paseo matutino.

Pero al ver a la mujer morena de nuevo delante mío me hizo repensarmelo mejor. Quizás podría hacer otra cosa para pasar las primeras horas de la mañana. Di unos cuantos pasos para acercarme hasta ella y intentar ver lo que leía, pero como tampoco quería invadir su privacidad preferí hacer otra cosa.

¿Que lees? – Manteniendome a un lado sonreí, con las manos colocadas en mi espalda. – Querría saber si me lo he leído o no.


POSTEADO: Nov 17 2017, 08:51 PM
RAZA: Huli Jing
EDAD: +1000
MUNDO: Tierra de Dragones
AFINIDAD: Luna
LLAVERO: Da ji nü wa
NIVEL: 6
EXPERIENCIA: 10/100
HP: 150
MP: 105
PLATINES: 138 Platines
La voz sin género me sacó del trance de cada palabra que pasaba por mis ojos. Una voz que no podía declarar sobre si era de dama o de caballero, si bien hablaba conmigo.

Su cabello largo casi hasta el suelo, su monotonía tan extraña, ¿de qué color era su pelo? ¿Sus ojos? ¿Su historia? Me giré a mirar a la figura desconocida. No tanto, alguna vez vi su pelo por los pasillos y otras entre entrenamientos. Sin embargo no era alguien a quien me hubiera presentado o hablado. Hasta hoy.

Productivo dia, ya era temprano y una conversación salía por los labios. Sonreí algo agradecida, dándole la bienvenida e intentando cambiar a esta humana (o eso creía). Su atuendo era simple y a la vez soso, se me hacia un lienzo en blanco. Quizá podría ponerle algn bordado, dorado o rojizo... ¿No quedaría bien?

Hola, es una novela romántica... El nombre es Romeo y Julieta, pero seguro que lo habrás leido... —respondí tranquila a su pregunta mientras marcaba la hoja por la que estaba leyendo — Sinceramente no le veo el enganche, no entiendo el amor. Si te soy sincera tengo un milenio de vida y nunca me he enamorado. Quizá no pueda conocer una historia que me haga saber que se siente...

Comenté a la persona con quien hablaba. Cerré el libro, lo dejé a mis piernas. A un lado estaba con cuidado y cogí mi diario, lo quería a mano.

Bueno, soy Orchis, ¿tu como te llamabas? Aunque si eso te aviso que soy mala con los nombres

Mentí al semi-conocido. ¿Quizá nos conocimos ya y no me acordaba? A veces no sé lo que he olvidado. Quizá debería mantenerme como alguien normal. Quizá, pero mis orejas se movian un poco. Escuché un pájaro.

"Orchis, calmate". Me repetí ese mantra. Primero persona, luego jugar.


user posted image
POSTEADO: Nov 20 2017, 10:57 AM
RAZA: Solo un pajarito con cuerpo humano
EDAD: 17
MUNDO: Un mundo que ya no és
AFINIDAD: Natura
LLAVERO: Be Your Wings
NIVEL: 4
EXPERIENCIA: 50/60
HP: 110
MP: 75
PLATINES: 2050 Platines
Cuando respondió empecé a dar la vuelta al banco, acabando sentada al lado de la mujer con orejas de zorro, escuchando lo que decía respecto al libro. Al oír el nombre, recuerdos me vinieron al instante, a pensamientos y ideas que aparecieron a mi cabeza tras darme cuenta que estaba viva, que había logrado salir de ahí... sola.

Sonreí algo triste y miré el libro.

Mas que romance... es una tragedia de dos personas que no eran capaces de vivir la una sin la otra. — Cerré los ojos — Pero sigue siendo triste. Cuando quieres a alguien solo quieres lo mejor para él, no que muera a tu lado. — Miré al cielo con una pequeña sonrisa, pensando el porqué estaba ella ahí en ese momento. — Pero solo tienen 15 años en el libro... es casi imposible que entiendan eso. Aparte solo se conocían de una semana... hay que ver.

Con un suspiro acabé de hablar y miré a la morena que rápidamente se presentó. Al oír su comentario sonreí dulcemente.

No te preocupes, el mio es fácil de recordar. Me llamo Laufey, pero me puedes llamar Lau.

Le di un muerdo a la manzana que tenía en mis manos y levanté la cabeza al oír un pájaro cantar cerca de nosotras. Miré en su dirección y sonreí.

"Buenos dias a ti también." — Aunque la mujer a mi lado no lo entendiera, simplemente había contestado al pajarito que nos había saludado. Al recibir respuesta, este voló hasta quedar delante mío, colocando el dedo para que se apoyara en él. Reí un poco y volví a mirar a la mujer.

Y de donde eres, Orchis? Todos los habitantes de la casa son muy diferentes y no sabría decir... — Aunque guardaba cierta similitud a el dragón azul que vio andando por los pasillos unos días antes, pero con él no había tenido ocasión de conversar todavía.

Quizás sabiendo cosas de su mundo podía encontrar manera de como hablar con él.


POSTEADO: Nov 21 2017, 06:48 PM
RAZA: Huli Jing
EDAD: +1000
MUNDO: Tierra de Dragones
AFINIDAD: Luna
LLAVERO: Da ji nü wa
NIVEL: 6
EXPERIENCIA: 10/100
HP: 150
MP: 105
PLATINES: 138 Platines
La veía, era hermosa en cuanto a voz. Era dulce y se notaba rota. Su cara parecía la máscara del alma y sus ojos tristeza densa. Un nudo en la garganta disimulado y le costaba un poco hasta que calmó su respiración a algo más tranquilizada y menos agobiada. ¿Malos recuerdos? Sonreí de vuelta a Lau. Era alguien que veías sus manos tan delicadas, su pelo tan largo y su mirada llena de melancolía. Ella se dirigió al pájaro que se acercó y se posó en su dedo. Curioso, a mi me odian. Cambió la conversación, estaba yo casi por hacerlo.

Soy de Tierra de Dragones, se puede decir que llevo un milenio o más viviendo allí. Es buen lugar, algunas zonas frías y otras más llenas de vida —relaté a la aprendiza mientras me sentaba sobre mis gemelos y me brillaban los ojos de deseo por comprender esa mirada que tenía— Soy una Huli Jing, o un Espíritu del Zorro con forma de mujer humana, pero se nota lo de zorra... ¿verdad? —reí mientras movía mis colas e intentaba acariciar con ellas a Laufey. Mi sonrisa era pícara pero también llena de buenas intenciones—. ¿De dónde eres tú? Tengo curiosidad

Con esas cogí mi diario y apunté su nombre y una pequeña descripción mientras esperaba que me comentara sobre sus orígenes. Debía asegurarme que no olvidaba nada de la "mujer" de pelo incoloro.


user posted image
POSTEADO: Nov 22 2017, 10:53 AM
RAZA: Solo un pajarito con cuerpo humano
EDAD: 17
MUNDO: Un mundo que ya no és
AFINIDAD: Natura
LLAVERO: Be Your Wings
NIVEL: 4
EXPERIENCIA: 50/60
HP: 110
MP: 75
PLATINES: 2050 Platines
Escuchaba atentamente las palabras de la zorro con aun la sonrisa en mis labios, mirándola mientras acariciaba el plumaje que tenía debajo del cuello al ave. Realmente sonaba un sitio precioso al que ir. Solo una vez vió la nieve, pues el sitio donde vivía antes apenas hacía frío, incluso las mañanas eran calurosas en esa ciudad donde tantos días había pasado al largo de mi vida.

Su cola, en constante movimiento parecía ser blandita y suave, lo que comprobé cuando una de ellas me acarició. Su expresión era graciosa y curiosa y, fijándome bien, tenía unas facciones casi perfectas. Era muy atractiva por ser un zorro. Por supuesto al ser un zorro magico podía suponer que simplemente se creó a ella misma como pensaba que sería mas guapa y que coincidíamos en nuestros canones de belleza.

Pero entonces me preguntó sobre mi mundo. Mis labios se separaron levemente y finalmente la sonrisa amarga volvió a mis labios. Bajé la mano donde se me había posado el ave, que se fue volando al preverse mi estado, y coloqué mis manos sobre la falda.

Mi mundo es uno que ya no es. — expliqué cerrando los ojos. — La oscuridad lo consumió todo ese día. Desde entonces estoy con Xine.

No quería atormentarla con largos cuentos de mi vida, así que me callé después de aquello, aun así cerré mi mano derecha levemente casi por instinto, la mano que no logró mantenerse cogida a la suya. La mano que no lo había pudo traer conmigo y salvarlo.


POSTEADO: Nov 23 2017, 09:30 AM
RAZA: Huli Jing
EDAD: +1000
MUNDO: Tierra de Dragones
AFINIDAD: Luna
LLAVERO: Da ji nü wa
NIVEL: 6
EXPERIENCIA: 10/100
HP: 150
MP: 105
PLATINES: 138 Platines
Su mundo no estaba ya en el cielo. Triste destino donde ella decía poco el tema pero sonreí levemente mientras miraba a sus ojos. Era hermosos, pero no podía ocultar sus sentimientos. La simple melancolía la empapaba hasta al voz apunté todo con una sonrisa e hice un boceto algo malo de ella para no olvidarme de su aspecto. Me quedé atolondrada en su pelo que toqué sin permiso y mi mano buscaba la suya en un intento de animarla.

Debió ser duro, perder todo. Pero hay algo que no has perdido, son tus recuerdos —comenté para intentar darle una luz de esperanza a la chica la invité a sentarse a mi lado mientras mis colas se movían cada vez más lentamente—. Yo sé que es tener algo pero no poder tener eso, recuerdos. Digamos que tengo un problema de memoria. Muchas veces olvido todo. Por eso lo de ser mala con los nombres —expliqué a la monótona chica con un tono algo más pausado y menos alegre y animado que antes—. Te envidio, seguro que todos esos recuerdos en mayoría serán hermosos y te acompañarán en los sueños

Sinceramente esperaba que eso la animase algo. Sonreí levemente y mis ojos mostraban una dulzura y un deseo de ayudar que nadie podría explicar.


user posted image
POSTEADO: Nov 23 2017, 09:45 PM
RAZA: Solo un pajarito con cuerpo humano
EDAD: 17
MUNDO: Un mundo que ya no és
AFINIDAD: Natura
LLAVERO: Be Your Wings
NIVEL: 4
EXPERIENCIA: 50/60
HP: 110
MP: 75
PLATINES: 2050 Platines
Sus palabras de condolencia me hicieron sonreír levemente. Recuerdos... no me había parado en pensar en ellos. Pero realmente era algo triste, porque no podía recordar nada de mi mundo que no estuviera en alguna manera relacionada a él. Recordaba a la perfección su casa, los bosques por donde paseábamos, las ruinas donde nos conocimos, la ciudad donde vivíamos, nuestras aventuras, su cachivache y su familia, sobretodo los abrazos de su madre.

Pero por encima de todo, lo recordaba a él casi perfectamente. Siempre tuvo las manos mas grandes que yo, ojos rojos y salvajes, como los de un león, y el pelo dorado como el oro puro, con aquella sonrisa radiante que me enseñó a sonreír. ¿Como no iba a recordar todo el tiempo que pasé a su lado? ¿Como no iba a recordar lo mucho que quería a Farbauti?

Después de aquel "repaso" mental abrí los ojos y miré de nuevo a la zorro, curioseada por su caso. ¿Amnesia? No, era algo mas que eso... ¿Quizás una maldición? Miré al libro donde me pareció ver un dibujo... de mi? O eso parecía. Le sonreí sobre lo del nombre, intentandole quitar importancia al asunto. No quería que se sintiera mal para no recordar mi nombre,

Recuerdos hermosos... — Pensé un poco y sonreí divertida y decidí bromear un poco. — Si no hubiera alguien que los monopolizara vilmente cual serpiente al árbol de la sabiduría, lo podría bien decir.

Reí un poco al decirlo y me incliné hacia el libro. Obviamente debía ser su letra, viendo las similitudes en el trazo.

¿Este es tu diario, no? ¿Lo lees todo siempre que olvidas algo? — Ladeé la cabeza al verlo y me fijé en algo del dibujo que no pude evitar remarcar, colocando mi dedo a la altura de los ojos del dibujo. — Tengo las pestañas de abajo mas largas. — aclaré finalmente, señalándome mi propio ojo.


POSTEADO: Nov 24 2017, 03:18 PM
RAZA: Huli Jing
EDAD: +1000
MUNDO: Tierra de Dragones
AFINIDAD: Luna
LLAVERO: Da ji nü wa
NIVEL: 6
EXPERIENCIA: 10/100
HP: 150
MP: 105
PLATINES: 138 Platines
Si, es mi diario. Aquí guardo todo lo que quiero recordar. No vaya a olvidarme de alguien que acabo de conocer— admití a la chica (ya asumí el género solo por el pelo y su personalidad. No quería nada de problemas pero es que era agradable y no me miraba las tetas—. Y bueno, tengo mala letra y no soy buena dibujando así que lo siento, hago lo que puedo

Con esas cerré los ojos con una sonrisa—. Debe ser hermoso recordar a alguien por tu vida, yo viviré siglos y al menos quiero poder hacer que aquello que quiera mantengan su recuerdo hasta el fin de los tiempos —declaré a Laufey cerré el diario y lo apoyé en mi pecho suspirando de alegría y tranquilidad— . ¿Tú tienes a alguien especial que vale la pena recordar? Tengo curiosidad, y lo siento si molesta... Es que me fascina escuchar a la gente contarme sus vidas, es triste para mí pero la emoción en su voz lo hace hermoso

Jugué con mis colas para usarlas de asiento y que acolchasen mi trasero. Era feliz, la miré brillando de dulzura y deses de saber más. Le dí la mano y escucharía atenta a todo lo que me quisiera decir. No tenía miedo en admitir que la curiosidad ganaba al zorro, y más cuando quería saber que ocultaba esa melancólica chica que tanto parecía necesitar soltar todo lo que podía.

No tengas miedo, suelta todo. Soy una zorra de fiar, soy tan buena guardando secretos que los llego a olvidar


user posted image
POSTEADO: Nov 24 2017, 04:41 PM
RAZA: Solo un pajarito con cuerpo humano
EDAD: 17
MUNDO: Un mundo que ya no és
AFINIDAD: Natura
LLAVERO: Be Your Wings
NIVEL: 4
EXPERIENCIA: 50/60
HP: 110
MP: 75
PLATINES: 2050 Platines
La súbita curiosidad de la zorro me tomó por completamente sorprendida. ¿De verdad había alguien que se sentaría a escuchar los recuerdos de un pajarito como yo? Cerré los ojos con una pequeña sonrisa al notar su mano y miré a un arbol donde cantaban pajaros.

Que lo suelte todo... — Mi mirada volvió a Orchis y todavía con aquella sonrisa. — Es dificil explicarlo todo del tirón, así que supongo que empezaré con el dato mas importante. Yo no soy humana. Soy, de hecho, un ave de nacimiento. Un ruiseñor, para ser exactos. Tengo este cuerpo porque una persona quería que siguiera viviendo durante mas tiempo una vez acabada mi corta vida... La persona que ocupa mis recuerdos es él, Farbauti.

Volví a mirar a los arboles con expresión melancólica pero feliz de poder ser escuchada. Una sonrisa se dibujó a mis labios al recordar como había empezado todo.

Vivía en un bosque... un pequeño bosque donde pocos humanos entraban. No recuerdo la estación pero, un dia...

Se lo expliqué todo, con pelos y señales. Mi encuentro con Far, el tiempo que pasamos juntos siendo yo un ave, como me transformó en ave, cuando nos íbamos de aventuras, nuestros enfrentamientos, nuestras reconciliaciones, las veces en las que me protegió, las veces en las que yo le protegí a él... Mis oraciones se iban llenando de cariño con cada palabra que salía de mi boca. Todavía podía notar las tardes escondidos en la biblioteca mientras me enseñaba a leer, o las peleas que teníamos para saber quien saltaba mejor. Recordar los buenos tiempos era dulce sin duda, casi demasiado... hasta que al fin llegó el momento del final.

Mi mano hizo un pequeño tic y mi mirada se entristeció completamente. Aun así, nunca llegó a caer una lagrima de mis ojos.

El suelo debajo de él se desmoronó... Empezó a caer al vacío... y la esfera oscura tiraba con fuerza de mi. Las dos fuerzas eran demasiado potentes... me ahogaba solo mantenerle la mano cogida. Y al final.... las fuerzas me fallaron... y la mano se me resbaló. No lo ví después de caer... se hundió en las sombras de aquel agujero y yo... aparecí en otro mundo.

Cerré el puño inconscientemente, con una fuerza que incluso yo me sorprendí a mi misma de usarla en cuanto me percaté de la acción. Coloqué mi mano contraria sobre esa para calmarla mientras soltaba la fuerza y la tensión de esta.

Esa es la historia que solo yo recuerdo... la ultima pizca de mi mundo que queda. — Esos profundos bosques y los vastos desiertos. Las ciudades llenas de gente y los poblados sin apenas personas. Los mercados, las risas, la magia, los mitos, todo... todo aquello habitaba en mi cabeza y en ningún sitio mas.

Cerré los ojos tras pensarlo, con una expresión mas neutral, mas algo no encajaba... Aquello no era tristeza... No podía reconocer que era lo que me apretaba el corazón de esa manera, lo que me hizo reaccionar de esa manera al recordar el fin de mi mundo. Sin darme cuenta, mis ojos habían tomado un tono amarillo brillante durante unos segundos, que desapareció cuando suspiré para deshacerme el nudo en mi corazón.

Pero no fue el suspiro lo que me ayudó a calmarme y a volver a sonreir, sino una imagen de su sonrisa fugaz que volvió a mi memoria.

Ese... era Farbauti. Mi mejor amigo... Y mi primer y único amor...


POSTEADO: Nov 24 2017, 07:59 PM
RAZA: Huli Jing
EDAD: +1000
MUNDO: Tierra de Dragones
AFINIDAD: Luna
LLAVERO: Da ji nü wa
NIVEL: 6
EXPERIENCIA: 10/100
HP: 150
MP: 105
PLATINES: 138 Platines
Amor...

Mi voz fue un eco. Un eco se su última palabra que resonó mientras la abrazaba sin darme cuenta y mis manos temblaban. Ella era fuerte pero mi cuerpo acabó haciendo que una lágrima cayese por mis ojos, rozando mis mejillas. Estaba entregada a la historia que me contó, me hizo sentir cada palabra, cada aliento. Me daba alegría y tristezas y saber que todo fue tan efímero. La vida de los simples mortales era tan corta. Era como una de estas novelas. Me hacía sentir emociones escondidas más allá de mis colas. Mis ojos mostraban un parque de atracciones emocional, me separé mirándola a los ojos.

Es hermoso, pero triste. Es mejor que nada que cualquier libro en la biblioteca, literalmente. Me hubiera encantado conocer a ese chico —comenté y cogí una flor del suelo, se la puse en el pelo—. Ojalá yo encuentre algún día a mi Farbuti por así decirlo, alguien que me haga sentir así de viva

Mis manos jugaban con su pelo, le dejé algunas más flores, era bonito meterle amarillo al pelo—. Tu pelo es muy largo, es hermoso... ¿es rojo o verde? No puedo distinguir los colores


user posted image
POSTEADO: Nov 28 2017, 10:44 AM
RAZA: Solo un pajarito con cuerpo humano
EDAD: 17
MUNDO: Un mundo que ya no és
AFINIDAD: Natura
LLAVERO: Be Your Wings
NIVEL: 4
EXPERIENCIA: 50/60
HP: 110
MP: 75
PLATINES: 2050 Platines
De repente, sin verlo a venir, los brazos de la zorro me rodearon por completo y me abrazaron con fuerza. Parpadeé varias veces, muy sorprendida por ello, sin entender mucho aquella reacción. Entonces recordé rápidamente algo que pensaba que nadie en ese mundo ya tenía: La empatía. Con una suave sonrisa cerré los ojos lentamente y le coloqué la mano en la espalda. No deseaba que llorara por mi y por mi pasado, ya lo hacía suficiente por las noches cuando me encontraba sola. Retiré las manos en cuanto se separó y mantuve la sonrisa dulce, pero mi expresión era una de agradecimiento.

Sus deseos de conocer a Far me hicieron reír un poco. Realmente, a él le hubiera gustado todo este lugar. Todo el mundo llevaba cachivaches de los suyos, incluso yo había conseguido uno. Pero el comentario posterior hizo que se me escapara una risita. Encontrar un Far para ella... alguien a quien amar. Un deseo realmente adorable, sabiendo todo el dolor y la alegría que llevaba consigo. — Yo también lo espero, Orchis... — Posé mi mano sobre su cabeza y le acaricié el cabello con cuidado y suavidad. — Y ojalá nunca te tengas que separar de esa persona,

Pero antes de que me diera cuenta, tenía centenares de petalos en mi pelo. Parpadeé varias veces por el comentario y reí levemente. — Es verde, como eran mis plumas. Aunque puedo decir que este pelo es mucho mas suave que ellas. Pero... — La miré fijamente pensativa y levanté de nuevo la mirada. Había una cosa que llevaba en la punta de mi lengua desde que empecé a hablar con ella. — ¿No te es incomodo ir tan tapada? Yo iría sin ropa si pudiera todo el día.


POSTEADO: Dec 13 2017, 09:58 AM
RAZA: Huli Jing
EDAD: +1000
MUNDO: Tierra de Dragones
AFINIDAD: Luna
LLAVERO: Da ji nü wa
NIVEL: 6
EXPERIENCIA: 10/100
HP: 150
MP: 105
PLATINES: 138 Platines
Con la calidez de su mano moví la cabeza restregándola con la palma de ella y moví las orejas hacia abajo, mi rostro mostraba placer y felicidad. Me gustaban sus manos, eran suaves. Eran frágiles y fuertes, eran hermosas. Era feliz. Sus palabras me daban ánimos, quizá sea cierto y pueda conocer a alguien que sea un Farbuti pero para mi. Quizá. Ella me deseó que no me separara de esa persona, yo deseaba que ella se re-encontrase con él. Aunque en su forma de describir todo era probable que mis rezos sean en vano.

El color de su pelo era verde, a mi no me venía significado propio. No conocía ese color, ni el rojo. Podría teñir de sangre y solo vería el contraste del brillo. No vería el tono, el color propio. Verde, como los campos, como las verduras, como la naturaleza. Eso decían los libros. Verde para mi es una palabra, no un color. Rojo pensé por un momento, manchado de su pasado y su pesar. También era una palabra, metáforas y pocas ideas más. No eran colores. Estaban vacíos. Como ella. Ella estaba vacía de una verdadera alegría. El dolor en su voz se sentía. Parecía no querer admitirlo pero seguramente aquellos llantos que oía por la noche eran los suyos. Eran casi mudos, pero si podía oír las lágrimas caer en la tela. Sinceramente mis oídos me hacían capaces de escuchar a muchos, por las noches, tenía algo de cansancio los ruidos no ayudaban a la hora de cerrar los ojos para dormir.

Su pregunta parecía cambiar la conversación, era buena idea. No quería molestar a este pajarito. Un pajarito que no veía razones para cazar, aunque su pelo parecía juguete a mis ojos de zorro y quería enredar mis zarpas en él. Hablaba de la ropa, al parecer Lau no era muy feliz con llevar ropa encima. Sonreí y toqué con la yema de los dedos sus ropajes, simples y monótonos— El problema es tu cuerpo, los humanos creen vulgar y falto de cultura a aquellos que no visten. Si tienes facultades humanas, estás sometida a sus ideas pues te van a juzgar según te vean —expliqué a la chica con una mirada en los ojos—. Eres hembra, ¿verdad? Bueno, pues los humanos cree que una mujer pura es aquella que no muestra ni los tobillos en ocasiones. Creen que la desnudez es propia solo en el acto de limpiarse o reproducirse

Yo visto con poca ropa, algo incómoda a veces pero es lo que uso para poder utilizar mi belleza como arma


user posted image
POSTEADO: Jan 12 2018, 02:44 PM
RAZA: Solo un pajarito con cuerpo humano
EDAD: 17
MUNDO: Un mundo que ya no és
AFINIDAD: Natura
LLAVERO: Be Your Wings
NIVEL: 4
EXPERIENCIA: 50/60
HP: 110
MP: 75
PLATINES: 2050 Platines
Orchis empezó a explicarme pacientemente todo aquello sobre los ropajes. Me pareció muy curioso, pues en mi mundo, pese a tener cosas como los pechos y la entrepierna tapadas, mucha gente llevaba ropa que enseñaba barriga, espalda o piernas incluso, aparte de que en muchos templos donde vivían sacerdotisas y demás, la ropa que portaban era translucida como la del velo de una novia. Por los comentarios de la zorro pude suponer rápidamente que mi mundo no era mas que una anormalidad respecto a los demás mundos.

¿Entonces supongo que a mi me considerarán como tal, no?— dejé caer una sonrisa mirandome la ropa. —Ojala no tuviera que llevar ropa en absoluto... Tengo la sensación de pesar mucho.— Para ella, su problema no era el hecho de que la ropa la tapara, sino el peso que esta tenía sobre mi. Aunque ya no fuera un ave, no podía evitar pensar como uno en sentido de movimiento, y el peso era un factor muy importante para poder alzar el vuelo con mis ya inexistentes alas. Aun así, las ropas que llevaba, inigualables por nada del mundo, era una tunica y unos pantalones tejidas con estandartes de plumas caídas de al largo de mi mundo. Tenía muchas parecidas, pero ninguna tan ligera y suave como esa.

Puedo asegurarte de que la funcion de tus ropas va genial, Orchis. No solo eres ya atractiva de por si, sinó que ademas sabes destacar tus atributos.— Reí un poco tras decir eso. No estaba acostumbrada a halagar a otras mujeres aparte de la madre de Far cuando pedía opiniones, por lo que el nerviosismo salió con aquella risa. No por ello sus palabras eran mentira: Realmente Orchis era una persona bella, y sabiendo a que atributos se refería por lo que mas sobresalía de las ropas, podía bien decir que el trabajo estaba bien hecho. —Yo no tengo nada parecido. Puedo ser bonita, pero nunca brillaré tanto como lo haces tu.— Palabras sinceras desde lo mas profundo de mi corazón. Pero las palabras no portaban ningun odio ni rabia, solo admiración ante la belleza de la zorro y la simple cuestion que yo no tomaba importancia a ello.

La unica persona que quizas hubiera querido que me viera de esa manera no estaba al fin y al cabo.


POSTEADO: Jan 12 2018, 03:24 PM
RAZA: Huli Jing
EDAD: +1000
MUNDO: Tierra de Dragones
AFINIDAD: Luna
LLAVERO: Da ji nü wa
NIVEL: 6
EXPERIENCIA: 10/100
HP: 150
MP: 105
PLATINES: 138 Platines
Mi mueca tornó a peor y apreté la mano con mi diario. Apreté los dientes y miré a mi única posesión valiosa mientras escuchaba las palabras de Laufey. No, no era ella. Era cómo me decía sobre mis atributos. Sobre que era bonita. Mi cara tornaba a mala cara cuando decía esas palabras. Estaba enferma de ellas, la verdad. Al caminar por la calle sólo escuchaba esos adjetivos. Cuando hablaba, nadie era capaz de mirarme a los ojos, nadie hablaba conmigo. Hablaba con mi cuerpo y su vista en las nubes de pensamientos que me daban arcadas.

Sonreí levemente a Laufey, intentando ocultar mi amargura. La verdad, la envidiaba. Quería ser tan plana, monótona y simple. Alguien que al menos su aspecto no te distraiga de quien es en realidad.

Claro, bonita... —murmuré mientras parecía que iba a decirle algo, pero me retracté y lo pensé. Acababa de conocerla— Yo creo que ya brillas de por sí, no en aspecto... Si no en personalidad. Los hombres no lo toman en cuenta, pero yo valoro eso más que el aspecto

Los hombres me trataban más como objeto, como algo para mirar. No me comprendían, no encontraría a alguien que lo hiciera. Que me abrazara pero de corazón y me preguntase sobre mi opinión. Alguien que me cuidase de esas miradas tan molestas, sus corazones y sus susurros que escalofríos por la espalda me consumían. Alguien que no temiera en hablarme cuando estaba con un ataque de amnesia, pero no para aprovecharse, sino para cuidarme. Que no me viera como un trofeo, si no como una compañera igual a él.

Era un sueño pensar en encontrar alguien así. Una ilusión que siempre he soñado.Pero los hombres son hombres, me son curiosos, predecibles. No ven la belleza verdadera de una persona. No ven la belleza. Ciegos.


user posted image
1 User(s) are reading this topic (1 Guests and 0 Anonymous Users)
0 Members:

Opciones de tema
Responder
Nuevo Tema
Encuesta


 


 

Afiliados
✭ Hermanos ✭

✭ Elite ✭
FINAL FANTASY: ZeroBoruto ROLSailor Moon Sacrifice
Keys of Destiny ha sido creado por A Nerd Girl así como de ideas del Staff y miembros que han colaborado en su creación.

Su ambientación se basa en Kingdom Hearts creando un universo alternativo de esta saga creada por Square Enix.

La historia ha sido creada por A Nerd Girl, el skin ha sido gracias a Shaeiki por su dedicación.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
✭ Directorios
AFILIADOS NORMALES
Shiki Topsite!